Al concluir un gran proyecto, la empresa australiana Alex Fraser Group, se enfrentó a una situación que es familiar para muchos en la industria de la construcción: una larga lista de equipo excedente.

Peter Murphy, Director Ejecutivo, evaluó las opciones que tenía la empresa y llegó a una simple conclusión.

"Una subasta de Ritchie Bros. es la manera sencilla y eficaz de deshacernos de una extensa lista de maquinaria que no necesitamos".

Peter Murphy

Como uno de los mayores proveedores de materiales de carreteras reciclados de Australia, el Grupo Alex Fraser compra y vende equipo con regularidad, por lo que no es ajeno a las subastas de Ritchie Bros..

Pero, por lo general, sólo compran y venden pocas piezas de equipo a la vez.

Al finalizar un gran proyecto a principios del 2013, la empresa se enfrentó con una situación poco usual: tenía en su haber casi $750,000 por concepto de equipos excedentes. Entre los casi 90 artículos que deseaban vender había equipos de trituración, excavadoras, camiones de volteo, remolques y contenedores.

Peter Murphy, Director Ejecutivo, y su equipo evaluaron todas sus opciones, incluyendo la venta privada y varias compañías de subastas, y tomaron una decisión: venderían todo en una subasta sin reservas de Ritchie Bros.

"Confiábamos en que Ritchie Bros. se ocuparía de hacer publicidad de nuestra maquinaria, atraería a multitudes y nos conseguiría el mejor precio", dice Peter de manera directa. "Me sentí muy satisfecho vendiendo en una subasta sin reservas, porque Ritchie Bros. atrae mercado para este tipo de equipos".

Otro beneficio: menos inconvenientes.

"Teníamos una gran cantidad de equipos", explica Peter. "No nos entusiasmaba demasiado el hecho de tener gente dando vueltas por nuestro sitio mirando todo. Nos atrajo mucho la idea de poder enviar toda nuestra maquinaria a Ritchie Bros. y tener la certeza de que todo se vendería. Nos hubiera llevado meses hacerlo de manera particular".

Peter Murphy

La empresa Alex Fraser Group vendió su excedente en equipos en una subasta de Ritchie Bros. que tuvo lugar en Geelong (Victoria) en Junio de 2013.

"Lo que más me impresionó fue la concreta y específica comercialización que Ritchie Bros. desarrolló además de la amplia publicidad", dice Peter. Aparte de anunciar nuestro equipo en el sitio web de alto tráfico de Ritchie Bros., en anuncios impresos y en envíos de correspondencia y correos electrónicos personalizados, nuestros equipos se plasmaron en un folleto especial; hasta el representante de Ritchie Bros. hizo llamados telefónicos personales a los compradores que pensó podían estar interesados.

¿El resultado? Más de 1,500 personas se registraron para ofertar en la subasta de Geelong. Los equipos se vendieron a compradores de toda Australia, Asia y otros países.

"Al enviar los equipos a Ritchie Bros., estos son expuestos a un público más grande", dice Peter. "Al final del día, sentimos que habíamos obtenido un buen resultado económico". Una subasta de Ritchie Bros. es una manera sencilla y eficaz de deshacerse de una extensa lista de maquinaria que uno no necesita".

Escrito y publicado en agosto de 2013.

¿Tiene equipos o camiones para vender? Contáctenos hoy mismo.